Trucos para mantener tus frenos en perfecto estado

Revisar periódicamente los frenos es un buen hábito

Nadie duda de la importancia del sistema de frenos en los vehículos. Tan solo tienes que imaginarte que llegue a fallar en un momento comprometido durante la conducción para que empiecen los sudores fríos. Mantenerlo en el mejor estado posible es una de las cosas más inteligentes que puedes hacer para evitar sorpresas desagradables.

Hay algunos consejos que puedes seguir para asegurarte de que los frenos de tu coche responderán siempre que los necesites. El primero de ellos es acudir periódicamente a tu taller de confianza a que revisen el estado de discos y pastillas, así como del líquido correspondiente, algo que debes repetir cada 20.000 km.

En el caso de discos, pastillas y tambores de freno, además, debes tener en cuenta que tienen que estar homologados conforme al reglamento ECE R 90. 

Tu estilo de conducción también influye en el estado del sistema de frenos. Si conduces con suavidad y descartas la conducción agresiva, no someterás al vehículo a excesivas situaciones de estrés. Si además optas por utilizar el freno motor cuando las condiciones lo aconsejen, prolongarás la vida útil del dispositivo de frenado.

Para evitar el sobrecalentamiento de los frenos conviene también que respetes los límites de velocidad, así no tendrás que castigar el sistema de frenado más de la cuenta.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: Goodyear.
 


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas