Cambiar el filtro de habitáculo

Filtro habitáculo
El filtro de habitáculo, también conocido como filtro de polen, es uno de los elementos fundamentales en el sistema de ventilación del vehículo, y sirve, básicamente, para filtrar el aire que proviene del exterior, ya que suele contener multitud de partículas alérgenas: polen, gases, etc. Con el control y sustitución del filtro de habitáculo nos aseguramos una buena calidad del aire en el interior del coche y un mayor confort en la conducción.

VulConsejos

1

Los olores fuertes nos dan una pista

Si detectamos olores intensos al encender el climatizador, señal inequívoca de que el filtro no funciona como debería.

2

Atención a los cristales y al aire acondicionado

Si detectamos que los cristales se empañan con mayor frecuencia y el aire acondicionado no enfría como es habitual, posiblemente haya llegado la hora de cambiar el filtro.

Es importante saber que existen dos tipos de filtros, el simple y el de carbón activo. Mientras que el primero suele estar indicado para aquellos vehículos que no suelen transitar en exceso por la ciudad, el de carbono activo se recomienda para aquellos que se desplazan habitualmente por las grandes urbes. No obstante, no dudes en acercarte a cualquier taller Vulco para que uno de nuestros profesionales te asesore y realice el cambio de filtro de tu coche de una forma económica y rápida.