Vulco Blog

Así avisa tu coche de que algo pasa con el filtro de partículas

El filtro de partículas es un componente que forma parte del sistema anticontaminación del vehículo. Normalmente va instalado en la parte inferior del coche, antes del tubo de escape.

Tal y como recuerda el RACE, este filtro se encarga de filtrar el hollín que se genera con la combustión mediante unas pequeñas celdas que se encuentran en su interior. Cuenta con unos sensores que indican si se está alcanzando el límite de saturación del filtro.

El vehículo tiene distintas maneras de avisarte de que el filtro de partículas tiene algún problema. Básicamente, son dos:

- Pérdida de potencia: si el filtro está saturado, el coche se protegerá disminuyendo el trabajo del motor para evitar que continúe acumulando hollín.

- Testigos encendidos: pueden encenderse dos testigos en el salpicadero. Uno de ellos es el del filtro de partículas, que suele ser de color amarillo. El otro es el del motor, que aparece cuando se da la pérdida de potencia que mencionábamos antes.

Si observas alguna de estas señales, lo más probable es que el filtro de partículas requiera una regeneración, que puedes hacer saliendo a la carretera a circular con el motor revolucionado, tal y como te explicamos aquí. Si el problema persiste, no dudes en visitar tu taller de confianza para que le echen un vistazo.

 

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Archivo