Así debes actuar si no has podido esquivar un bache

Las inclemencias invierno y el mal mantenimiento de las carreteras hacen que cada primavera nos encontremos una gran cantidad de baches en las vías. El problema es que estos huecos multiplican el riesgo de sufrir un reventón, además de causar otros problemas en el vehículo.

Lo mejor es adelantarse al peligro y evitar los baches, si es posible hacerlo sin maniobras bruscas o invasión del carril contrario, o bien pasar sobre ellos con una maniobra segura, reduciendo la velocidad y con la dirección firme. Sin embargo, esto no siempre es posible, así que conviene que tengas en cuenta los siguientes consejos:

- Revisa la presión de los neumáticos: los que van correctamente inflados soportan mejor los baches que los que llevan demasiado o poco aire. Controla su presión periódicamente según las instrucciones del fabricante.

- Mantén neumáticos y amortiguadores en buen estado: siempre debes vigilar estos elementos, pero si has pasado por una zona de baches o, sobre todo, si has pasado sobre uno especialmente profundo, esto es prácticamente obligatorio. Comprueba si ha habido daños en la banda de rodadura, en los flancos o en la llanta. Si observas alguno, acude a tu taller de confianza.

- Si sientes un traqueteo, desconfía: si notas vibraciones en el volante o percibes que este se gira ligeramente hacia un lado cuando avanzas en línea renta, acude a tu taller de confianza para comprobar el estado de la dirección.

- Cambia las ruedas de dos en dos: si a causa de un bache detectas daños graves en algún neumático, recuerda que se deben cambiar siempre a la vez las dos ruedas del mismo eje. En algunos casos será necesario sustituir también la llanta, porque puede perder su estanqueidad, algo que puede causar disminuciones peligrosas de la presión de inflado.

- Confía en los expertos: la valoración de daños en los neumáticos será más fiable si la realizas junto a un profesional de tu taller de confianza. Así evitarás el riesgo de sufrir un reventón en marcha, una posibilidad que puede causar accidentes graves por pérdidas de control del vehículo.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: Mutua Madrileña.

 


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas