Cinco gestos que aumentan el consumo de combustible

Ya hemos compartido contigo algunas claves para lograr una conducción eficiente. Además, nos gustaría advertirte sobre cinco gestos que pueden aumentar el consumo de combustible de tu coche que pueden ser fácilmente evitables. Solo tienes que prestar un poco de atención:

- Conducir con las ventanillas bajadas: la aerodinámica del vehículo se ve muy afectada si están abiertas las ventanillas, sobre todo a partir de los 50 km/h. De hecho, es mejor circular con ellas cerradas y el aire acondicionado encendido en términos de consumo.

- Programar temperaturas extremas en el climatizador: recuerda que lo mejor es circular con una temperatura interior de entre 20 y 23 grados. Además de mejorar tu atención al volante, evitarás un consumo excesivo por tratar de alcanzar temperaturas exageradas.

- Circular a base de acelerones y frenazos: las variaciones de velocidad implican generalmente un mayor consumo de combustible. Por eso es mucho mejor conducir a una velocidad constante siempre que se pueda, con aceleraciones suaves y evitando usar los frenos en la medida de lo posible para no tener que recuperar velocidad.

- No fijarse en lo que viene: no anticiparse a los acontecimientos en carretera supone un mayor gasto de combustible a causa de aceleraciones, frenadas y cambios de carril, entre otras posibilidades. Guardar la distancia de seguridad y prestar más atención a la carretera no solo es mejor para evitar accidentes: además ayuda a ahorrar.

- Descuidar el estado del vehículo: no acudir a revisar el coche a tu taller de confianza con regularidad repercutirá en tu bolsillo, ya que visitarás más a menudo la gasolinera. Mantener la presión correcta de los neumáticos, sustituir fluidos y filtros cuando es necesario y tener el motor a punto ayuda a reducir el consumo.


Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: Volvo.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas