Cómo encerar tu coche en cinco pasos

¿No ves el día en el que puedas volver a pasear con tu querido coche? ¿Te gustaría dejarlo reluciente para cuando por fin puedas ponerte al volante? Encerar un coche es muy fácil y solo tienes que seguir estos cinco pasos:

- Reúne los materiales que necesitarás: concretamente, agua, jabón, una esponja suave, paños de microfibra, cera específica para la pintura y pulimento para vehículos.

- Busca un lugar seco y a la sombra: cuando puedas mover el coche, busca un lugar donde poder encerar el coche sin que el sol o la lluvia te molesten o incluso arruinen tu trabajo. 

- Limpia bien la carrocería: primero, lava tu vehículo a conciencia para eliminar la suciedad. Utiliza agua tibia, jabón específico y una esponja que no arañe la carrocería. Insiste en las partes más sucias. Una vez repasado, quita el jabón con agua fría y deja secar el vehículo por completo. No debe quedar rastro de agua o humedad.

- Aplica el pulimento: con un paño de microfibra, aplica una pequeña cantidad de este producto de tal manera que cubras toda la carrocería de manera uniforme con movimientos circulares. Espera a que la carrocería lo absorba.

- Distribuye la cera: usa un paño de microfibra seco para distribuir la cera por toda la carrocería. Mejor hazlo por partes: capó, techo, maletero… Cubre todas las superficies con capas finas y movimientos circulares, como habrás hecho con el pulimento. Si ves que la pintura va absorbiendo la cera a medida que la aplicas, es que lo estarás haciendo bien.

Cuando hayas acabado, es recomendable que esperes 10 minutos y pases otro paño de microfibra seco por la carrocería para que la pintura acabe de absorber el producto. Espera un poco más y pasa el dedo: si se desliza fácilmente, te asegurarás de que el proceso está completo.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: La Vanguardia.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas