Blog de Vulco

Cómo trazar bien una curva en seis consejos

Aprender a tomar las curvas es importante por muchos motivos, aunque el primordial es la seguridad. A todos nos ha subido alguna vez un gusanillo por el estómago ante una curva que no hemos trazado correctamente.

Por eso conviene tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a trazar una curva correctamente, especialmente en tramos sinuosos:

- Anticípate: es básico para saber cómo es la curva. Para ello, mira al frente, lo más lejos posible, para poder adaptarte mejor a ella.

- Fíjate en los paneles direccionales: además del sentido de la curva, indican cuánto habrá que reducir la velocidad respecto al máximo de la vía. Un panel indica desacelerar entre 15 y 30 km/h, dos entre 30 y 45 km/h y tres, más de 45 km/h.

- Frena o reduce antes: si tienes que rebajar la velocidad, hazlo antes de entrar en la curva. Con las ruedas rectas tendrás mayor estabilidad para hacerlo.

- Aprovecha bien el espacio del carril: si te ciñes al exterior de la curva y trazas una línea lo más amplia posible, minimizarás el giro. Cuando te vayas introduciendo en la curva, ve acomodándote más cerca del extremo interno, siempre con cuidado de no salirte del carril, sobre todo en vías estrechas.

- Coloca bien las manos en el volante: ya sabes, como si quisieran marcar en un reloj imaginario las 10 y 10. Así podrás rectificar más fácilmente ante cualquier imprevisto.

- Acelera al finalizar el giro: hazlo cuando las ruedas estén rectas de nuevo, así saldrás con la máxima estabilidad y te podrás preparar para el siguiente giro.


Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: ABC

Archivo