Vulco Blog

¡El líquido de frenos caduca!

Líquido de frenosHace unos días hablábamos de los cuatro síntomas de desgaste del sistema de frenos de un coche. Nos centrábamos entonces en las piezas más conocidas, esto es, pastillas y discos pero no en otro elemento fundamental para que el coche se detenga dentro de los límites de seguridad: el líquido de frenos.

El líquido de frenos entra dentro de los cinco puntos básicos a revisar en un coche, pero se le suele hacer menos caso que al aceite o el anticongelante, sobre todo porque si hay que cambiarlo la operación es mucho más complicada. Conclusión: si notas que el coche no frena como debe o aprecias que el nivel del líquido de frenos es más bajo de lo habitual, pasa por el taller.

Lo que muchos conductores no saben es que el líquido de frenos caduca. Su vida útil está entre dos y tres años, pero depende de las condiciones climatológicas y de conducción a las que se le someta. Si acudes a un taller de la red Vulco, te explicarán que hay que tener en cuenta dos conceptos: temperatura y punto de ebullición.

Cada gota de humedad del ambiente reduce el punto de ebullición, es decir, hay claras diferencias entre una conducción en la montaña y/o en la autopista. Si al analizar el líquido de frenos de nuestro vehículo el punto de ebullición está entre 120-150º, no hay problema. Sin embargo, si el punto de ebullición está entre 160-190º, no deberías retrasar mucho tiempo la sustitución del fluido. Si el punto de ebullición supera los 190º es más que recomendable cambiar el líquido de frenos.

 

 


Archivo