Esto (también) se lo debes a Dunlop

Prueba de aquaplaning sobre un Jaguar

Si has conducido durante los últimos días bajo la lluvia, te sonarán términos como la adherencia del neumático y el aquaplaning. Este último se refiere a un fenómeno que se produce cuando el agua reduce la superficie de contacto entre la cubierta y la carretera, provocando que el vehículo resbale. El primero en darse cuenta de la importancia de corregir este fenómeno fue Dunlop, allá por los años 60.

Fue por aquel entonces cuando se dieron dos circunstancias que marcarían el futuro del aquaplaning, que hasta la fecha apenas se daba. Una de ellas fue el aumento de la potencia de los automóviles y la otra, el desarrollo de la red de carreteras. Dunlop decidió entonces adelantarse al resto de fabricantes y se convirtió en pionero de la investigación del aquaplaning con el objetivo de poder reducirlo.

Entre los primeros pasos que adoptó Dunlop destaca la creación de un dispositivo experimental que permitía recrear las condiciones de conducción a alta velocidad sobre una placa de vidrio mojado, tal y como has podido ver en la imagen del principio. 

Además, los investigadores lograron calcular el coeficiente de adherencia del neumático sometido a las pruebas, que sirvió como base para la puesta a punto de un nuevo tipo de neumático.

En 1964 apareció en escena Tom Fench para hacer historia con Dunlop. El director de desarrollo de neumáticos de la marca entregó un informe sobre un nuevo diseño de banda de rodadura que presentaba por primera vez múltiples microcanales. Estos elementos actuaban como una esponja frente al agua que se acumulaba en grandes cantidades y de manera repentina, antes de expulsarla.

Estos microcanales, junto a otros canales esculpidos en la circunferencia del neumático y con una estructura rígida, supusieron toda una revolución en la adherencia de los neumáticos sobre superficies mojadas. En concreto, sentaron las bases para que Dunlop liderara el desarrollo de neumáticos que ofrecen un mejor agarre en carretera en las condiciones más adversas, como los que componen actualmente su gama.

Entre las cubiertas con estas características que podrán montar a tu vehículo en tu taller de confianza destaca el último Dunlop SportMaxx RT2 de 2016, que ofrece excelentes prestaciones en condiciones de aquaplaning. Esto se debe a sus grandes surcos centrales, que aumentan el volumen de agua evacuada y permiten expulsar hasta 15 litros de agua por segundo.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas