Vulco Blog

Existen parabrisas atérmicos, ¿conoces las diferencias?

Es muy posible que tu coche monte parabrisas atérmico y tu no lo sepas. Puedes comprobarlo mirando el manual, aunque la mayoría se distinguen a simple vista. 

Básicamente un parabrisas atérmico es un parabrisas normal que contiene una lámina transparente de óxidos metálicos en su interior, justo entre las la lámina exterior y la interior. El objetivo de esta lámina es reflejar la radiación infrarroja invisible, contribuyendo a mantener la temperatura del habitáculo baja cuando el vehículo está expuesto al sol. En muchos coches el parabrisas atérmico va asociado al climatizador, pero no aparece en la lista de ocpiones porque son los fabricantes los que deciden montarlo de serie en la mayoría de sus coches.

¿Como saber si nuestro coche lleva parabrisas atérmico? Lo primero sería consultar el manual de instrucciones o al concesionario. A simple vista, si se mira el cristal de forma oblícua, podremos percibir unos tonos azulados, provocados por la lámina especial. Es importante saberlo, especialmente cuando sifres una rotura y tienes que cambiarlo.

Entre los incovenientes del parabrisas atérmico destaca que la lámina que bloquea los rayos del sol también actúa de pantalla con las señales del GPS, de telepeaje, etc. Esto puede ser un grave inconveniente, por eso la inmensa mayoría de parabrisas atérmicos incorporan una pequeña “ventana” en el blindaje, en la parte superior junto al retrovisor. Situando el GPS o la tarjeta de telepeaje en esa zona, deberían de funcionar sin problemas. Normalmente sólo el parabrisas es atérmico, el resto de cristales del coche son normales.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Archivo