Vulco Blog

¿Has revisado las escobillas limpiaparabrisas? Pues no esperes más

Llega el otoño y, con él, las lluvias y la visibilidad reducida al conducir. Se trata de situaciones que pueden ser muy peligrosas, por eso evitar su incidencia en la medida de lo posible puede incrementar notablemente la seguridad vial.

Uno de los elementos que más influyen en este apartado son las escobillas limpiaparabrisas y, desgraciadamente, también son de los más ignorados en el vehículo. Sin embargo, conviene prestarles la atención debida y sustituirlas si su funcionamiento no es el adecuado.

Precisamente los meses de calor pueden hacer afectado las gomas de las escobillas, por lo que es especialmente importante revisarlas justo cuando más falta hacen, que es después de esa estación. En cualquier caso, las escobillas se deben sustituir cada dos meses o cuando se aprecian rayas en el campo de visión durante su funcionamiento. Además, si observas que hacen ruido cada vez que hacen un barrido, eso significa que deberías haberlas cambiado hace mucho tiempo.

Para cuidarlas, es importante que evites accionarlas cuando el cristal está helado o tiene mucho polvo, ya que la goma se puede dañar. También conviene que las limpies al menos una vez al mes con detergente y una esponja.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.
Fuente: ABC.


Archivo