Las luces del coche causan cada vez más rechazos en la ITV

¿Sabías que puedes tener que repetir la ITV por culpa de unas bombillas fundidas? Pues cada vez más conductores se enteran por la vía molesta, es decir, cuando intentan pasar la inspección y se les declara desfavorable por algún defecto en el alumbrado del vehículo.

En concreto, Philips calcula que el número de turismos rechazados al tratar de pasar la ITV por defectos graves en sus sistemas de iluminación creció el 19,6% entre 2014 y 2016.

Por eso, si quieres aumentar la seguridad de tu vehículo y evitar acudir dos veces a la ITV, es muy importante que revises que todos los elementos del alumbrado funcionan bien antes de acudir a la inspección.

Los defectos que más suelen pasar desapercibidos son los relacionados con los elementos de iluminación situados en la parte trasera del vehículo. Las luces de freno, las de marcha atrás, las antiniebla traseras, los intermitentes y las luces de la matrícula deben funcionar correctamente para evitar tener que repetir la ITV por acumulación de fallos leves o por un defecto grave, por ejemplo, al llevar fundida la bombilla antiniebla o la de un intermitente.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas