Vulco Blog

Las tres únicas ocasiones en que puedes usar el claxon

Estamos acostumbrados a oír señales acústicas de los coches, especialmente en las ciudades. Sin embargo, la inmensa mayoría de las ocasiones no se utilizan de manera correcta. 

Las multas en estos casos pueden llegar a los 200 euros, así que presta mucha atención: te vamos a contar las tres únicas ocasiones en las que puedes tocar el claxon, tal y como recoge el RACE en su web:

- Para evitar accidentes: se puede utilizar en situaciones de baja visibilidad o si el fin consiste en evitar una colisión, alcance o atropello.

- Al adelantar: también puedes emplearlo al adelantar, para avisar de tu intención al conductor que va delante. Eso sí, siempre y cuando ese conductor no haya indicado su intención de realizar un adelantamiento, por ejemplo, mediante el uso de los intermitentes.

- Si circulas como vehículo prioritario en servicio de urgencia: si te ves obligado a hacerlo, tendrás que encender las luces de emergencia y tocar el claxon de manera intermitente. También puedes agitar un pañuelo por la ventanilla, aunque es mejor que lo haga un pasajero.

Así que ya sabes: ni para saludar a un amigo, ni para avisar al coche de delante de que el semáforo se ha puesto en verde, ni mucho menos para acosar a otros conductores. El claxon, solo cuando está permitido.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Archivo