¿Sabes cómo es la ITV de los vehículos históricos?

Son auténticas joyas que normalmente sus propietarios cuidan con mimo. Los vehículos históricos tienen la capacidad de girar cabezas a su paso por su belleza o singularidad. Sin embargo, no se libran de pasar la ITV. Eso sí, este trámite tiene algunas particularidades en estos casos.

Para declarar un vehículo como histórico en la actualidad, deben haber pasado al menos 30 años desde el momento de su fabricación. También debe haber dejado de fabricarse el modelo al que pertenece.

En cuanto a la ITV, para superarla con éxito el vehículo no debe haber sido sometido a ningún cambio fundamental en sus características técnicas o componentes principales, como la carrocería, el motor, la suspensión, los frenos o la dirección.

Tampoco la frecuencia con la que deben acudir a la ITV es la misma que para el resto de los automóviles. En estos casos, si tienen menos de 40 años, deben pasarla cada dos años. Si tienen entre 40 y 45 años, cada tres. Y si tienen más de 45, cada cuatro años.

Con la última legislación en vigor, se ha suprimido la obligación de que los vehículos históricos pasen una inspección técnica antes de ser matriculados como tales en una estación de la provincia del domicilio del solicitante. Ahora esa ITV previa puede realizarse donde elija el propietario del automóvil.  

Imagen: Isai Ramos.

 


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas