Blog de Vulco

Sanciones que te pueden caer al conducir con lluvia

El otoño meteorológico, que comienza con el mes de septiembre, ha llegado pasado por agua en buena parte de España. También con muchas personas regresando a sus trabajos y cogiendo el coche cada día. Por eso no está de más recordar algunas de las sanciones que pueden surgir por distintas circunstancias al conducir con lluvia.

- Salpicar a un peatón: pasar volando por encima de un charco no es buena idea. De hecho, el Reglamento de Circulación establece que el conductor debe moderar la velocidad cuando pueda salpicarse, proyectarse agua, gravilla u otras materias a los demás usuarios de la vía.

- Parar y esperar a que escampe donde no se debe: siempre se debe parar o estacionar el coche en un lugar adecuado. Si se te ocurre hacerlo en una curva, cambio de rasante, plaza reservada a personas con discapacidad o un túnel, por ejemplo, te puede caer una multa de 200 euros.

- Llevar el parabrisas sucio o en mal estado: el Reglamento advierte que “la superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule”. Es decir: el parabrisas debe estar libre de grietas o roturas que dificulten la visibilidad, así como de suciedad. También las escobillas deben estar en buen estado.

- Mandar un mensaje para avisar de un retraso: usar el móvil al volante es una infracción grave que se sanciona con multa de 200 euros y tres puntos menos en el carné. Así que si llegas tarde a algún sitio a causa de la lluvia, ni se te ocurra enviar un mensaje teléfono en mano mientras conduces.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: ABC.

Archivo