¿Seguro que sabes utilizar bien las luces de tu coche?

Los días son cada vez más cortos y, además, dentro de poco comenzaremos con el horario de invierno. Dormiremos una hora más, pero a cambio anochecerá un poco antes. Esto significará para muchos llegar a trabajar de noche y salir… también de noche.

En esta época del año es fundamental utilizar bien la iluminación de tu vehículo. ¿Recuerdas cuándo y cómo debes utilizar cada apartado del sistema de alumbrado? Te ayudamos a recordarlo:

- Luces de cruce: también se llaman luces cortas. Debes encenderlas durante la noche en cualquier vía. También será obligatorio hacerlo durante el día si hay poca visibilidad, por ejemplo, al pasar por un túnel o en días de mal tiempo. Y si te encuentras en un carril reversible, también debes usarlas.

- Luces de carretera: las largas se usan solamente de noche, cuando no haya una iluminación suficiente. ¿Cómo saber si lo es o no? Pues la normativa dice que será insuficiente si no distingues un coche oscuro a 50 metros o no puedes leer la matrícula de uno situado a diez metros. Nunca las uses en poblado ni en autovías o autopistas cuando vengan vehículos de frente. Cambia a luz de cruce cuando veas que puedes deslumbrar a otros usuarios, conductores o peatones, tanto de frente como por los retrovisores.

Según la DGT, las luces de carretera se deben emplear al circular a más de 40 km/h entre la puesta y la salida del sol, fuera de poblado y en vías insuficientemente iluminadas. Y a cualquier hora del día en túneles sin iluminación suficiente, así como cuando las condiciones meteorológicas o ambientales reduzcan mucho la visibilidad.

- Luces antiniebla: solo se deben encender en situaciones de poca visibilidad, con precipitaciones o niebla muy intensas. No se deben usar las traseras cuando llueve poco porque se puede deslumbrar a otros conductores. Si tienes antiniebla delanteras, podrás activarlas en casos de poca visibilidad, como pueden ser lluvia intensa o muy intensa, niebla, nieve o nubes de polvo o humo. También en carreteras estrechas y con muchas curvas.

- Luces de posición: estas son las que señalan la posición y anchura del vehículo. Siempre acompañan a las luces cortas, largas y antiniebla. Si tienes que parar tu vehículo en el arcén o la calzada, debes encenderlas.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: La Vanguardia.

Imagen: Mattia Righetti.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas