Siete consejos para mantener las escobillas limpiaparabrisas

Es oficial: los días son cada vez más cortos y el tiempo se volverá cada vez más inestable. El otoño ha llegado y, con él, nuestra capacidad visual durante la conducción se reducirá. Las escobillas limpiaparabrisas cobran mucha importancia en esta época del año. Por esa razón, conviene que conduzcas con ellas en perfecto estado. 

Para cumplir con este objetivo, puedes seguir estos siete consejos que te ayudarán a alargar la vida útil de las escobillas limpiaparabrisas y a ver mejor mientras conduces:

- Limpia las escobillas: cuando laves el coche, no te olvides de estos elementos. Pásales un paño humedecido con agua para quitarles la suciedad.

- Nada de productos químicos: si los utilizas para la limpieza de las escobillas, puedes dañar sus láminas de goma.

- Ojo a los limpiaparabrisas dobles: pueden reducir a la mitad la vida útil del sistema limpiaparabrisas. 

- Evita congelaciones: si te aseguras de que el líquido lavaparabrisas tiene anticongelante, evitarás que la lengüeta de la goma de la escobilla se congele y se rompa.

- Si tu coche “duerme” en la calle: durante noches de invierno con fuertes heladas conviene que levantes las escobillas o pongas una hoja de plástico o cartón que las separe del parabrisas.

- No olvides la escobilla trasera: además de limpiar la lengüeta de goma de las delanteras con regularidad, deberás hacerlo también con la trasera.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: ECEC.

Foto: Thibault Valjevac


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas