¿Te duele la cabeza? Echa un vistazo a esto antes de conducir

Dolor de cabeza y conducción

¿A quién no le ha dolido la cabeza alguna vez? Las cefaleas están a la orden del día y son trastornos muy comunes. Las hay de distintos tipos y pueden llegar a afectar a la conducción. En primavera pueden incluso surgir más frecuentemente, a causa de las alergias.

La DGT explica que no todos los dolores de cabeza son iguales. Así, existen las cefaleas primarias, que se deben a una combinación de factores genéticos y ambientales. Algunas de las más frecuentes son la migraña y la cefalea tensional. Entre las más invalidantes se encuentra la cefalea en racimos. Son patologías en sí mismas que requiere evaluación y tratamiento.

Por otro lado, se encuentran las secundarias, que suelen tener detrás una causa concreta sobre la que se puede actuar para controlar la cefalea. Por ejemplo, se pueden deber a malas posturas, como las causadas por la manera de sentarnos para conducir, trabajar o estudiar.

Si padeces con frecuencia dolores de cabeza, conviene que acudas a tu médico de atención primaria para que los evalúe y prescriba un tratamiento, entre otras razones porque pueden resultar invalidantes para la conducción segura. Según explica la DGT, durante una migraña o jaqueca pueden aparecer náuseas, vómitos o intolerancia a la luz o el ruido. También pueden ir acompañados de auras, visión borrosa o alteraciones de la sensibilidad.

Entre las precauciones que conviene tomar antes de viajar se encuentra evitar los factores que desencadenan la jaqueca, como la escasez de sueño o el consumo de alcohol. 

Además, no se debe empezar a conducir si se percibe un aura, con síntomas como visión borrosa o alteraciones de la sensibilidad o motilidad. Si surge durante el viaje, lo mejor es detener el vehículo en cuanto se pueda. También conviene evitar medicamentos que producen sueño o cefalea y evitar conducir mientras se siente dolor de cabeza, porque puede dificultar la concentración y disminuir los reflejos.

Hay que tener en cuenta que después de una cefalea intensa son frecuentes la somnolencia y el cansancio, además de consultar con el médico si los medicamentos que se emplean interfieren con la capacidad de conducir.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Imagen: 
Nik Shuliahin


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas