Tres excepciones por las que un niño puede viajar en el asiento del copiloto

En una sola semana de campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) detectaron a 189 menores de edad viajando en vehículos sin usar ningún tipo de sistema de retención. Esto es una barbaridad. Con estas actitudes, los adultos a cargo de los niños los ponen en un grave riesgo, sin importar la distancia que vayan a recorrer.

Tal y como advierte la DGT, los niños de estatura igual o inferior a 135 cm deben viajar siempre con su sistema de retención infantil correspondiente. Debe ser adecuado a su tamaño, tal y como exige la norma. 

Además, los pequeños deberán viajar en la zona de los asientos traseros obligatoriamente, excepto en tres excepciones que tal vez no conozcas:

- Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.

- Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.

- Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Estas son las únicas ocasiones en las que los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo. Pero, insistimos, siempre con su sistema de retención infantil homologado para su tamaño.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas