Blog de Vulco

Tres trucos sencillos para eliminar el mal olor en tu coche

Es un problema habitual: el interior de los coches puede oler mal debido a múltiples causas. Eliminarlo no siempre resulta sencillo, sobre todo si no se sabe bien cómo hacerlo. Aquí encontrarás tres sencillos trucos que resultan bastante eficaces en distintas situaciones:

- Vaso con amoníaco: si lo dejas reposar el máximo número de horas posible en el interior del vehículo, puede llegar a acabar hasta con los olores más fuertes. Luego solo tendrás que retirar el vaso del coche con cuidado de no salpicar, ventilar un poco el habitáculo y listo.

- Bicarbonato y café: si el olor está impregnado en la tapicería, por ejemplo porque hayas comido dentro del coche, debes aspirar todo el vehículo, incluidos los pliegues. Luego, espolvorea bicarbonato sobre los asientos y las alfombrillas, dejar que actúe entre ocho y doce horas, para aspirar después los restos. Si esparces algunos granos de café debajo de los asientos, acabarás de neutralizar el antiguo olor a comida.

- Agua y vinagre: para retirar el olor a tabaco de un coche en el que se fuma, es imprescindible vaciar el cenicero y limpiarlo a fondo. Después, aspirar alfombrillas y tapicería para retirar restos de ceniza. A continuación, se debe pasar un paño humedecido en una mezcla de agua y vinagre a partes iguales por el salpicadero y la tapicería. Por último, hay que ventilar el coche el máximo tiempo posible para que el olor se acabe de esfumar.

Esta mezcla también sirve para quitar el olor a perro, solo que en este caso se debe introducir en un pulverizador, rociarla por todo el interior y esperar a que se seque.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: La Vanguardia.

Archivo