¿Tu coche no arranca? Piénsatelo bien antes de empujarlo

¿Has visto alguna vez a alguien empujar un coche que no arranca? ¿Has participado alguna vez en esta forma de tratar de encender el vehículo? Arrancar a empujones el vehículo es una práctica que, en el pasado, era muy útil, pero ahora puede no serlo tanto. De hecho, puede causar daños a los coches actuales

Mediante esta técnica, al alcanzar la velocidad deseada tras empujar se engrana la segunda velocidad y se suelta el embrague de golpe para obligar al motor a girar y arrancar. En los coches que ya tienen bastantes años, esta práctica no tiene por qué suponer ningún problema, pero en los actuales podemos causar una avería grave.

Efectivamente, el catalizador del vehículo se puede dañar si lo arrancamos a empujones. La razón es que le llegaría combustible sin quemar. Si el escape estuviera caliente, ese combustible se quemaría y podría causar una avería grave. Si estuviera frío, se podría impregnar en sus paredes para causar problemas en su funcionamiento más adelante. Se trata de un componente caro cuya sustitución es bastante costosa. 

Por esa razón, si tu coche cuenta con un catalizador debes pensártelo dos veces antes de forzar su arranque así. Desmontar la batería y llevarla a tu taller de confianza para que te digan si debes cambiarla o llamar a los servicios de asistencia en carretera son mejores opciones en estos casos, así como tratar de usar unas pinzas para arrancarlo.


Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: Mapfre.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas