Tus neumáticos usados pueden acabar marcándote el límite de velocidad

Para ahorrar el agua que consumes en un año, para ayudarte a jugar al fútbol o incluso para construir carreteras. Todas estas maravillas son el resultado de reciclar neumáticos fuera de uso (NFU). Estos elementos son muy versátiles y su composición permite utilizarlos para múltiples fines. Incluso pueden acabar informando de límites de velocidad o posibilidad de adelantar.

Según cuenta la DGT, ya existen empresas que fabrican señales de tráfico con neumáticos fuera de uso (NFU). En concreto, para su producción se mezcla más del 50% del material obtenido de los neumáticos usados con caucho natural. 

Esta mezcla, tras someterse a un proceso de vulcanización, produce una placa negra totalmente reciclable. Sobre ella se superpone una impresión de vinilo reflectante que cumple con las especificaciones internacionales.

Este tipo de material para fabricar de señales es especialmente ecológico ya que, además de reciclar NFU, su producción reduce las emisiones de CO2 a la atmósfera. Así, el impacto medioambiental de las señales es menor que en el caso de las tradicionales de aluminio y acero. 

Por otro lado, son más económicas porque requieren un mantenimiento menor. Resisten mejor a las condiciones climatológicas y son más seguras en caso de accidente. Como se fabrican con materiales elásticos y ligeros, no presentan cantos ni perfiles cortantes.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

 


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas