Batería: por qué es tan importante y cómo debes cuidarla

Es la causa más habitual por la que llamamos a la grúa, por eso debemos prestarle siempre mucha atención. Hablamos de la batería del automóvil, un componente del que depende un buen número de sistemas de tu coche y que conviene que conozcas un poco más a fondo.

 

¿Qué es y qué hace una batería?

Aunque contestar a esta pregunta te parezca algo evidente, lo cierto es que no tiene por qué haber una sola respuesta para ella. Una batería es un acumulador de energía que alimenta a los distintos sistemas y componentes que necesitan electricidad. También es el componente del vehículo que nos permite ponerlo en marcha. Asimismo, es ese dispositivo que, cuando el coche no arranca, hace que pensemos inmediatamente en cuándo fue la última vez que lo sustituimos. 

Son muchos los elementos del vehículo cuyo correcto funcionamiento depende directamente del buen estado de la batería, por eso este elemento tiene tanta importancia y es necesario mantenerlo en el mejor estado posible.

En este sentido, podríamos dividir los componentes que dependen de la batería en dos grandes bloques:

- Arranque del vehículo: la batería es un elemento crucial dentro del sistema de encendido de un automóvil. Es ella la que dota de la energía necesaria al motor de arranque para ponerse en marcha y permite que éste, a su vez, ponga en funcionamiento el motor de explosión del vehículo. Después, la batería continúa recargándose por medio del alternador, que es un generador capaz de transformar la energía mecánica en energía eléctrica. El alternador genera esa energía cuando el vehículo está en funcionamiento.

- Sistemas eléctricos y electrónicos: en este apartado nos referimos a los conocidos como consumidores del automóvil. Dentro de este conjunto se encuentran, entre otros, el sistema de alumbrado y señalización, junto a sistemas electrónicos como el ABS, los de control de tracción, los de dirección asistida, de alerta por cambio de carril... También pertenecen a este grupo desde una simple radio a los últimos sistemas de navegación e infoentretenimiento, sin olvidar otros dispositivos tan importantes como los limpiaparabrisas

En el caso del sistema de arranque del vehículo, es la batería la que proporciona la potencia necesaria para ponerlo en marcha. En cuanto a los sistemas eléctricos y electrónicos, se alimentan del alternador cuando el vehículo está en marcha. Sin embargo, si el coche está parado, es la batería la que aporta electricidad a elementos como la radio, el cierre centralizado o los faros, por eso se puede descargar si los dejamos conectados durante un largo periodo de tiempo. 

La batería también sirve como apoyo al alternador cuando el motor está al ralentí y hay varios consumidores funcionando. Por ejemplo, cuando nos encontramos parados en un atasco por la noche bajo la lluvia, como el motor del vehículo no proporciona suficiente potencia, es la batería la que se encarga de que podamos ver, estar cómodos y entretenidos.

 

¿De qué depende que una batería funcione bien?

Ya hemos visto por qué es tan importante una batería en perfecto estado para el funcionamiento de un vehículo. La mayor parte de las baterías que equipan los coches en la actualidad no requieren de un mantenimiento específico para seguir funcionando. Sin embargo, no nos podemos olvidar de ellas, ya que su vida útil tiene un límite y su duración depende mucho del uso que hagamos del vehículo.

El correcto funcionamiento de una batería depende fundamentalmente de dos factores: elegir el producto adecuado para nuestro vehículo y revisar su estado periódicamente en nuestro taller de confianza.

Aunque parezca algo obvio, elegir una batería adecuada para nuestro vehículo es muy importante y hay que tener en cuenta ciertos aspectos:

- Tamaño: el primer requisito que debe cumplir una batería son sus dimensiones físicas, que se deberán ajustar al espacio físico que el coche tenga reservado para ella.

- Bornes: también es necesario comprobar la polaridad y el tipo de borne que incluye la batería.

- Prestaciones correctas: al elegir una batería debemos asegurarnos de que cumple con las prestaciones eléctricas que requiere el vehículo, como su capacidad (Ah) y su potencia de arranque en frío (CCA).

- Uso del vehículo: si el coche realiza desplazamientos cortos de manera frecuente, sus necesidades de energía no son iguales a las de otro que se utiliza habitualmente para largos viajes por autopista

- Tipo de automóvil: la introducción de nuevas tecnologías en los vehículos exige un mayor esfuerzo por parte de las baterías. Por ejemplo, los coches con sistemas start-stop necesitan baterías capaces de ofrecer un mayor rendimiento que las convencionales.

En tu taller de confianza sabrán elegir la batería que necesita tu coche cuando sea necesario sustituirla. Es muy importante escoger la adecuada para el vehículo y nunca una con capacidades inferiores a las recomendadas, porque esto supondrá una reducción de su vida útil y una pérdida de prestaciones.

 

Batería Vulco

 

Mantenimiento preventivo

Ya has visto cómo la batería de tu coche es un elemento fundamental para su buen funcionamiento. Por eso no debes descuidarla y sí realizar revisiones preventivas de su estado en tu taller de confianza, especialmente cuando se aproxima el invierno. Es en estos meses cuando resulta más necesario que nunca contar con una batería que dé la talla, sobre todo a la hora de arrancar el vehículo en condiciones de bajas temperaturas y para prevenir situaciones en las que necesitaremos que aporte energía extra a componentes como el alumbrado o el sistema limpiaparabrisas.

También es importante que te dejes asesorar a la hora de elegir la batería adecuada cuando sea necesario sustituirla ya que, como hemos visto, esta elección depende en gran medida de las tecnologías que incorpore el vehículo y el uso que hagas de él.

 

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.
Ilustración:Car vector created by Freepik
 


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas