Comprobar la presión de tus neumáticos ahorra combustible

Revisar la presión ahorra combustible

¿Sabes cuáles son las ventajas que supone revisar la presión de los neumáticos periódicamente? Entre los beneficios de circular con unas cubiertas infladas correctamente se encuentra el ahorro de combustible, una posibilidad que seguro que contemplas con buenos ojos ahora que septiembre ya está aquí con toda su lista de gastos extra.

En concreto, la insuficiente presión de los neumáticos hace que los conductores europeos de automóviles gasten cada año más de tres billones de litros de combustible, lo que supone 5 billones de euros.

Esto se debe a que una presión demasiado baja hace que la resistencia al rodamiento de las cubiertas, que supone entre el 18% y el 26% del consumo de combustible, aumente en gran medida, por no hablar del desgaste extra que sufren los neumáticos por esta causa.

Para mantener la presión de tus neumáticos de manera correcta puedes seguir estos consejos. Así conseguirás que duren más y consuman menos:

- Más mejor que menos: no conviene que te quedes corto a la hora de inflar las cubiertas, así que no debes disminuir las especificaciones del fabricante del vehículo. Ten en cuenta que un déficit de 0,5 bares puede costarte un litro adicional de combustible por cada 100 kilómetros. Las indicaciones del constructor suelen ser valores cómodos, por lo que aumentar la presión en 0,2 o 0,3 bares no resulta perjudicial. Eso sí, tampoco te pases: si la presión es mucho más elevada, puede impactar negativamente sobre las características de la conducción y causar un desgaste desigual de los neumáticos.

- Mide con los neumáticos en frío: las especificaciones sobre presión se dan siempre teniendo en cuenta las cubiertas en frío, por lo que no debes soltar aire cuando estén calientes.

- A más velocidad, mayor presión: para viajes largos por autopista, se recomienda que la presión del aire sea de 0,3 bares por encima de la especificación general. Sin embargo, ten en cuenta que la presión de carga máxima no es una recomendación general para la conducción a altas velocidades: la presión recomendada para coches familiares grandes es de casi tres bares, pero este valor es inadecuado para los vehículos que circulan sin carga, incluso para conducir por autopista.

- Revisa la presión después de viajar con mucha carga: esta recomendación es especialmente importante tras las vacaciones de verano, cuando debes devolver la presión a la normalidad después de viajes con mucho equipaje.

- No olvides los tornillos: los tapones de las válvulas no están de adorno, sino que están ahí para proteger las válvulas frente a la suciedad, que puede llegar a causar pérdida de aire.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: TÜV SÜD.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas