Conserva tus neumáticos y llantas lejos de los bordillos

Los golpes contra el bordillo pueden dañar el coche

¿Te gustaría conservar tus neumáticos en perfecto estado el mayor tiempo posible? Hay varios factores que deberías tener en cuenta, tal y como te hemos comentado en anteriores ocasiones. Uno de ellos es huir de los bordillos como si tu coche fuera Superman y ellos, su criptonita.

Así lo aconsejaba recientemente Diariomotor, que hizo una lista de nada más y nada menos que siete averías provocadas por golpes contra los bordillos, que desgraciadamente son mucho más habituales de lo que puedas pensar.

Entre los elementos que sufren con este tipo de golpes se encuentran, además de los neumáticos, las llantas, la suspensión, los bajos o los paragolpes.

Por ejemplo, con solo un toque contra un bordillo se pueden rayar las llantas. Si en lugar de un roce se sufre en un golpe por calcular mal las distancias, la rozadura se puede convertir en abolladura. Además, si apoyas el neumático en el bordillo se puede deteriorar o provocar cortes, grietas y bultos, e incluso puede que se rompa la banda de rodadura.

El paralelo y el equilibrado de las ruedas, que garantizan la estabilidad del vehículo, también se pueden ver comprometidos por un golpe contra el bordillo. Esto se debe, entre otras razones, a que se pueden soltar las placas de plomo que equilibran las ruedas o resultar. Si notas que tu vehículo no es el mismo después de un golpe contra un bordillo, no dudes en acudir a tu taller de confianza a que le echen un vistazo.

Además, si el coche choca fuertemente contra el bordillo puede dañarse gravemente el sistema de suspensiones, e incluso provocar roturas en muelles y amortiguadores. Los bajos del coche y los parachoques delanteros también puede sufrir daños importantes frente a un bordillazo, un aspecto que debes tener en cuenta especialmente si conduces un vehículo muy bajo.

Si no te queda más remedio que subir a un bordillo con el coche, recuerda hacerlo a baja velocidad, con mucho cuidado y en diagonal o perpendicular, evitando ángulos próximos al paralelo.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas