Estos son los principales factores que intervienen en un accidente de tráfico

Los accidentes de tráfico son un problema prioritario de salud pública en todo el mundo. No lo decimos nosotros, sino la Organización Mundial de la Salud (OMS): cada día alrededor de 3500 personas fallecen en las carreteras y decenas de millones de personas sufren heridas o discapacidades cada año, según los datos que maneja este organismo.

Los factores que intervienen en un accidente de tráfico son muchos y muy diversos, aunque se pueden agrupar en cuatro grandes bloques:

- Conductor: nuestro comportamiento al volante es muy importante para evitar accidentes y se debe adecuar a las distintas situaciones de la vía, como por ejemplo las provocadas por condiciones climatológicas adversas o por tráfico denso. Antes de subirnos a nuestro vehículo debemos dejar a un lado las preocupaciones y el estrés, que pueden hacernos circular en piloto automático, sin prestar la atención debida a la carretera.

- Vehículo: un mantenimiento deficiente del vehículo suele estar detrás de los fallos mecánicos que desembocan en accidentes. Por eso es tan importante que visites periódicamente tu taller de confianza para revisar su estado y corregir lo que sea necesario.

- Vía: el estado de la carretera también incide en el número de accidentes de tráfico que se producen. En este gran apartado no solo entran las características de la vía, sino también todo aquello que puede influir sobre ella, como por ejemplo las condiciones climatológicas, la visibilidad, la hora del día, etc. También influye en este apartado el factor humano, ya que entre las causas de accidentes más frecuentes relacionadas con él se encuentran la velocidad excesiva o inadecuada, el uso indebido de la calzada, los adelantamientos indebidos y los giros incorrectos.

- Velocidad: este es uno de los factores más peligrosos de los relacionados con los accidentes, entre otras causas por la incidencia de la energía cinética. Si la velocidad se multiplica por dos, la energía cinética que se acumula en función de la masa y la velocidad se multiplica por cuatro. Así, se requiere más distancia para disipar esa energía cinética a la hora de detener el vehículo y, por eso, a mayor velocidad, el riesgo de sufrir un accidente será mucho mayor.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: El Periódico


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas