Mantén a raya a los enemigos primaverales de la pintura de tu coche

La primavera trae consigo flores, buen tiempo, días más largos… En resumen, el mundo parece más bello. Sin embargo, la que puede parecer (y volverse) más fea es la carrocería de tu coche. ¿La causa? Ni más ni menos que la aparición de algunos enemigos primaverales que atacan la pintura de tu coche.

Efectivamente, en primavera brotan algunos elementos que perjudican el estado de la chapa del coche. Entre ellos se encuentran los insectos, la resina, el polen y las heces de los pájaros.

Lo que provocan estos elementos es el deterioro de la pintura. La suciedad acumulada afecta al propio tono de color y provoca pérdida de brillo. Por no hablar de la corrosión, cuyos efectos aumentan con el calor y puede producir daños irreversibles en la pintura.

¿Cómo mantener a raya estos enemigos primaverales? Muy sencillo: lava bien tu coche y hazlo a menudo. No dejes que te venza la pereza después de un viaje y acude al túnel de lavado más próximo para librar a tu coche de la suciedad acumulada. 

Tampoco pienses que va a durar limpio toda la vida: especialmente si lo utilizas a diario, acostúmbrate a echar un buen vistazo a la carrocería cada semana. En cuanto veas que la porquería se empieza a acumular, lava tu coche. Recuerda que no es solo cuestión de estética: la carrocería y las lunas agradecerán estos cuidados y se mantendrán en buen estado durante más tiempo.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: Istobal.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas