Por esto es tan importante cambiar el filtro del habitáculo

Muchos conductores contemplan el filtro del habitáculo como algo accesorio. Pues no lo es en absoluto. Este elemento tiene una incidencia directa sobre tu capacidad de ver mientras conduces y no solo eso: también la tiene sobre la salud de todos los ocupantes del vehículo.

En efecto, los riesgos a los que te expones si no sustituyes cuando debes el filtro del habitáculo son diversos. Tienen mucho que ver con las alergias, especialmente molestas durante la primavera, y con la acumulación de sustancias tóxicas dentro del vehículo. 

De hecho, un filtro del habitáculo de mala calidad o que ya no cumple con su función correctamente no podrá evitar la entrada de polen al interior del coche, pudiendo causar reacciones alérgicas. Si comienzas a estornudar o tus ojos se inflaman, corres el riesgo de circular varios metros con baja o nula visibilidad, poniendo en peligro tu integridad y la del resto de usuarios de la vía. 

Además, con un filtro ineficiente las sustancias tóxicas desprendidas por el tráfico no encontrarán resistencia a la hora de colarse en el habitáculo y pueden causar dolores de cabeza, síntomas de cansancio y pérdidas de concentración.

Recuerda que lo recomendable es sustituir este elemento en tu taller de confianza cada 15.000 km o una vez al año. El inicio de la primavera es el mejor momento para hacerlo, ya que te permitirá mantener a raya el polen y otros alérgenos.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Fuente: Cuidomicoche.

Foto: samuelfoster.co.uk 


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas