¿Qué pasa si no cambias el aceite y el refrigerante?

Lo vas dejando. Nunca encuentras el momento. Como el coche sigue funcionando, ignoras el kilometraje y el calendario, y decides alargar un poquito más el momento de visitar tu taller de confianza para una puesta a punto. Entonces algo falla. Cuando la grúa se lleva tu coche, presientes que lo que va a venir a continuación no te va a gustar. Y tienes razón: la avería por no cambiar el aceite cuando debías es tan gorda, que su reparación te costará lo mismo que varias revisiones.

El mantenimiento periódico de un vehículo es fundamental para la seguridad vial y también para evitar averías importantes. Así que saltarse las revisiones recomendadas no es una medida de ahorro, sino más bien un despilfarro. De entre los elementos que se controlan y sustituyen en estas visitas al taller, el lubricante y el refrigerante se encuentran entre los más habituales y también entre los más importantes.

De hecho, si no cambias a tiempo el aceite y el filtro correspondiente te puedes encontrar con una avería del bloque motor por falta de lubricación. Solucionarla te puede costar unos 2.000 euros o incluso algo más por haber puesto en peligro tu vida por la rotura del motor en pleno trayecto. Esto se debe a la falta de lubricación adecuada en las piezas, que pueden acabar fusionándose unas con otras a causa del rozamiento, además de desgastarse. Los lubricantes pierden eficacia con el tiempo, por eso es tan importante cambiarlos cuando indica el fabricante.

En el caso de que no renueves el líquido refrigerante cuando sea preciso o que circules con menos cantidad de la necesaria, te puedes encontrar con un sobrecalentamiento del motor que también puede terminar en una avería importante. No solo eso: si el líquido no está en condiciones, en invierno se pueden dar congelaciones en el circuito que pueden provocar más de un problema.

Por estas razones conviene que compruebes periódicamente el nivel de estos dos fluidos y que los cambies en el momento oportuno, especialmente si tu vehículo tiene ya cierta antigüedad.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.

Foto: Tim Mossholder.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas