Vulco Blog

Se puede recurrir una multa por error de forma

La tentación de pagar solo la mitad hace que la mayoría de los conductores decidan no recurrir las multas de tráfico. Y es que la ley así lo establece: si asumes pronto tu responsabilidad pagas la mitad, si consideras que la sanción es injusta y te defiendes, pierdes la reducción por pronto pago. Aún así, hay muchas denuncias que se pueden recurrir y los errores de forma son la forma más frecuente.

Para recurrir una multa de tráfico lo primero que debes tener en cuenta son los plazos. Tienes un tiempo máximo de 20 días naturales (esto quiere decir que los festivos también cuentan) desde la recepción de la denuncia. Ojo, el que no cojas el sobre no significa que quedes libre; la DGT publica las sanciones en el Testra y el BOE y, con esto, te da por avisado.

A la hora de buscar errores de forma en la denuncia debes fijarte en que los datos del conductor son correctos (nombre, DNI...); lo mismo que los del coche (marca, modelo y matrícula). Asegúrate también de que el lugar en que, en teoría, has cometido la infracción existe y que todos los demás datos concuerdan. Si hay algún fallo tendrás que presentar un recurso (puedes conseguir un pliego aquí) y todas las pruebas que puedas.

A partir de este momento, Tráfico tiene cuatro meses para darte una respuesta. Puede suceder que acepten su error, en cuyo caso la multa queda anulada automáticamente. O también que desestimen tu recurso y te responda aportando nuevas pruebas o con la notificación sancionadora directamente. Ante estos dos casos, puedes presentar un recurso de reposición en los siguientes 15 días.

Agotada la vía administrativa solo queda pagar o seguir peleando. El Plan B te lleva a la vía judicial, ahora más barata porque las denuncias de tráfico no pagan tasas.


Archivo