Una revisión visual de la batería puede ahorrarte disgustos

La batería es un elemento vital del coche. Mantenerla en buen estado es muy sencillo, sin embargo, no son muchos los conductores que se preocupan de cómo está ni la cantidad de carga que tiene y se arrepienten de no haberlo hecho cuando, en el momento menos oportuno, el coche no arranca.

Si eres de ese grupo y estás en él porque no sabes cómo revisar el estado de la batería de tu coche, toma buena nota. Es muy sencillo:

- Los cables que van a la batería deben tener los aislantes en buenas condiciones y no estar ni resecos ni oxidados.

- Los bornes no deben tener restos ni de óxido ni de sulfato. Si los hay, quítalos con un cepillo de alambres.

- Los terminales de la batería deben estar firmemente conectados con los bornes.

- La carcasa no debe estar ni hinchada ni con grietas. Si es así, deberías cambiarla.

- Asegúrate también de que la batería está firmemente sujeta al hueco del motor. En caso de que este sistema esté deteriorado, tienes dos opciones: ir a la casa para comprar el recambio necesario para sustituirlo o preparar un sistema de sujección sencillo mediante varillas (mucho más recomendable la primer opción).

– Por último, comprueba que la batería no presenta pérdidas de electrólito ni en los vasos, ni en la carcasa ni en la tapa.

Además de esta revisión visual, es importante conocer el estado de carga de la batería. Para hacerlo, debes ir a un taller o bien comprar un medido de carga y comprobar que esta por encima de los 12,5 voltios.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas