Pistas para saber si el filtro del habitáculo funciona correctamente

Debes cambiar el filtro del habitáculo cada 15.000 km o cada año

El filtro del habitáculo es un gran aliado de los conductores, sobre todo en primavera. De hecho, es el que se encarga de mantener a raya los elementos contaminantes de la atmósfera y los alérgenos, evitando que accedan al interior del vehículo para provocar estornudos

No solo se trata de comodidad al volante, también de seguridad: al estornudar, cerramos los ojos inevitablemente, lo que supone que conduzcamos varios metros a ciegas.

Si no estás muy seguro de si tu filtro del habitáculo está en buenas condiciones, debes saber que es recomendable acudir a tu taller de confianza para sustituirlo cada 15.000 kilómetros o cada año. En cualquier caso, nunca debes esperar más de 30.000 kilómetros para efectuar esta operación.

Además, algunos signos que indican que el filtro del habitáculo de tu coche no funciona bien es la reducción del flujo de aire que impulsa el ventilador, así que si notas que este sistema se queda sin “resuello”, muy probablemente se deberá a que el filtro está engrasado. Si además sientes un olor desagradable al utilizar la ventilación, será una señal inequívoca de que este elemento ha llegado al final de su vida útil.

Vulco es el médico de cabecera de tu vehículo. Encuentra aquí tu taller Vulco más cercano.


Buscar

Categorías

Archivo

Etiquetas